Entrevistas 1

No me gusta hablar de mí, creo que eso deben hacerlo los demás

Así que lo mejor para este "Acerca de..." es que os linke unas entrevistas que me han hecho en diferentes medios y donde me sonsacan lo que para mí sería difícil de ordenar

BioRitmos

Logo BioRitmos

En la tercera emisión de su quita temporada -28/I/2016- la webradio BioRitmos tuvo a bien incluir una entrevista conmigo entre los contenidos del progama. Aquí tenéis el podcast:
BioRitmos 5X03 - DENA FLOWS

Nontzeberri

nontzeberri

El viernes 11 de enero de 2011, los amigos de Nontzeberri publicaron esta entrevista (sólo disponible en vascuence):
Dena Flows: “Euskal Herrian rock argazkilari asko eta izugarri onak daude”

Texto completo de la entrevista en Nontzeberri

Dena Flows: “Euskal Herrian rock argazkilari asko eta izugarri onak daude”
Bilbo inguruko rock kontzertu kasik guztietan izaten da Dena Flows argazkilaria. Lehenengo lerroan kokatzen da, musikariengandik gertu. Adats ilun eta luzea ondo loturik eta kamera prest. Tiroka hasteko erne, kliskatu eta kliskatu, ia beti flashik gabe, profesional ona den erakusle.
Bilbotarrak eskarmentu handia erakusten du rock kontzertuak fotografiatzerakoan, bere webguneko lana ikustea baino ez dago. Hori bai txalotzeko emaitza, ikusgarria bezain ona. Izan ere, Euskal Herriko taberna-zulo, areto eta jaialdietan argazkiak egiten aritzen diren argazkilarien maila “izugarri ona” da gure solaskidearen aburuz. Horietatik guztietatik, Nontzeberri.com webguneak Dena Flows nabarmendu nahi izan du. Dena dela, ez da azkena izango, atal honetara rock argazkilari gehiago ekartzeko agindua egiten baitugu.
Musikarekin loturiko beste edozein jarduerak bezala, argazkigintzak ere ez du profesional gisa aritzeko diru askirik ematen. “Ez dut uste bizi daitekeenik kontzertu-argazkiak soilik egiten”. Hala ere, Dena Flowsen irudi bikainak gero eta hedabide gehiagotan ikusten dira, tartean, Ruta 66 aldizkari prestigiotsuan. Gauza bitxia, Dena Flowsek amari zor dio zaletasuna…
Zenbat urte daramatzazu kontzertuetan argazkiak egiten? Nondik datorkizu zaletasun hori?
Ia 12 urte. Móstolesko FestiMad-en hasi nintzen 1999ko maiatzean. Argazkigintzarako zaletasuna amari zor diot. Nerabea nintzela, gajoak ikusi zuen bide okerretik nenbilela eta, ni parrandatik aldentzeko edo, argazkigintza ikastaro batean eman zuen nire izena. Gustura hasi nintzen, baina laster bueltatu nintzen lagunekin tabernetara. Oinarriak, berriz, han jarriak nituen.
Orduko neska-lagunak, kazetaria bera, FestiMaderako akreditazioak lortu zituen biontzat. Nirea argazkilari-akreditazioa zen. Hura aprobetxatu nuen eta argazki batzuk egin nituen kontzertuetan.
Argazkiak Belén Mijangos El Tubo aldizkariko zuzendariaren eskuetara heldu ziren beste lagun baten bidez. Argitaragarriak iruditu zitzaizkion eta, hori eginda, nire “karrera” piztu zen.
Nolanahi ere, esaten duzu orain ari zarela inoiz baino gehiago hedabideetan ateratzen, alegia, argazkigintzarekin loturiko eskaera nahikotxo dituzula, izan ere, ez baitzara honetaz bizi, ezta?
Ez, ez naiz honetaz bizi. Zaletasun dut argazkigintza. Izan ere, ez dut uste bizi daitekeenik kontzertu-argazkiak soilik eginez. Honetaz bizi ahal izateko beste hainbat gauza egin behar izaten duzu derrigorrean: egunkari/aldizkari batean aritu (lanegun osoan), estudioa jarri, publizitatea, CDen azalak egin… horrelako kontuak. Kontzertu argazkientzat soilik, ez dago eskaera nahikorik. Nik egindakoek bizio batzuk ordaintzeko baino ez dute balio. Horien artean, argazki ekipoa bera.
Rockarekin lotutako enkarguak soilik jasotzen dituzu?
Wrestling-ena izan ezik, orain arte bai. Gustura onartuko nituzke bidaiei edota arkitekturari lotutako lanak. Bai horixe!. Baina ez zaizkit heldu. Egia esan, nik neuk ere ez dut ahalegin handirik egin arlo horretan sartzeko. Horrez gain, garai batean, lagunen ezkontzak ere egin nituen, opari gisa, baina nekatu egin nintzen, eta, orain, oso bereziak ez badira, ez dut horrelakorik onartzen. Gainera, nire estiloa ez da batere formala eta bikoteari ere gustatu behar zaio.
Azken horretatik tiraka, zure lana rockaren arloan kokatu ohi da, baina zure webgunean bidaiekin zerikusia duten lanak ere ikusi ditugu. Non gozatzen duzu gehiago?
Oso bestelako amodioak dira. Gozatu, bietan gozat zen dut izugarri. Hori bai, erosoago nago kontzertuetan. Eskarmentu handiago daukadalako, batez ere. Astean bizpahiru kontzertu egiten ditut; eta urtean zehar, bizpahiru bidaia.
Kontzertuetan argazkiak ateratzeko orduan non jartzen zara? Arazoak izan dituzu toki egokiak lortzeko? Toki handiak ala txikiak nahiago dituzu?
Musikariengandik ahalik eta gertuen. Duda barik, toki ertainak dira onenak. Leku handienetan, urrutiegi jartzen gaituzte; gainera, normalean, talde garrantzitsuak dira eta baldintza gogorrak ezartzen dituzte. Leku txikietan, aldiz, baliabide teknikoak falta dira gehienetan, argiak bereziki. Leku ertainetan, normalean, behar dugun guztia topatzen dugu: gertutasun nahikoa, agertoki aproposa eta argiak.
Zein motatako ekipoa erabiltzen duzu zuzenekoetan?
Reflex bat (Canon EOS 5DII) eta hiru objektibo finko (24, 50 eta 100 milimetrokoak). Toki handietan, 70-200 zooma erabiltzen dut.
Flashak ere erabiltzen ditut, baina oso gutxitan: bakarrik leku ilunenetan eta kameratik kanpo jar ditzakedanean.
Argazkigintzari esker musikari asko ezagutu dituzu? Zer nolako harremana izaten duzu haiekin?
Ez pentsa. Saiatzen naiz diskretua izaten eta ez zait batere gustatzen “eszena”koa izatea. Ez naiz sartzen aldageletan eta ez naiz irteten parrandan musikariekin. Nahiago dut neure erara ibili.
Horrek ez du esan nahi alde egiten diedanik, e!, baina hoberen ezagutu ditudanak, eta, ondorioz, lagun direnak, ez ditut ezagutu argazkiei esker. Dena dela, harreman ohikoena emailez egiten da eta, gehienetan, argazkiak eskatzekoa da. Besterik ez.
Kontzertuetan gero eta kamera eta flash gehiago ikusten ditugu, baina zuzenekoetan argazki onak ateratzeak bere zailtasunak izango ditu, ezta? Zeintzuk dira zailtasun horiek?
Zailena da gustua, irizpidea, heztea. Zer argazki diren onak eta zeintzuk diren zaborrontzira botatzeko modukoak.
Hortik abiaturik, zailtasun teknikoak ere badaude (mugimendua eta argi falta dira nagusiak), baina, aurrekoa bermatuta, horiek erraz asko menderatzen dira. Praktika baino ez da.
Zeintzuk dira zure rock argazkilari kutunak?
Seguru asko harrituko zaitu, baina kontzertu-argazkilari gutxi dauzkat nire kutunen artean. Egon badaude, jakina, klasikoak zein garaikideak: lehenengo multzoan, besteak beste, Jim Marshall, Bob Gruen eta Herman Leonard (izugarria!); eta, bigarrenean, Lyle A. Waissman eta Paul Bergen datozkit burura.
Zer nahiago duzu disko on bat edo argazki on bat? Eta zein izan da zure azken kontzertu gogoangarria eta zein izango da hurrengoa?
Zorionez entzun eta ikusi aldi berean egin ditzakegu: ez dago aukeratu beharrik. Hala ere, kantak garrantzitsuagoak izan dira nire bizitzan. Argazkirik gabe bizi naiteke; musika barik ere, bizi naiteke, bai, baina askoz txarrago. Azken kontzertu gogoangarria, hain zuzen ere, azkena izan da: Maika Makovskirena. Neska horren maila izugarria da. Eta berari argazkiak egiten benetan gozatu egiten da. Hurrengoak, The Sparteens, The Wornouts, The Cubical, Ian Anderson eta abar, eta abar, eta abar izango dira. Aipatzeko modukoak izango diren ez dakit. Ikusiko dugu.
Euskal Herrian rock edo musika argazkilari onak badaudela uste duzu? Aipatuko zenituzke batzuk?
Izugarri onak eta ugariak. Lehia (zintzoa) izugarria da. Aipatzen hasten banaiz, bat baino gehiago ahaztuko dudan beldur naiz, baina tira, saituko naiz (askoren abizenak ez dakizkit): Belén Mijangos eta Pablo Cabeza klasikoak, eta La máquina de huesos, Stuart MacDonald, Borja Hortelano, Guillermo Urkijo, Oscar Bedwyr, Donca, Tom Hagen, musikota, musifota, hell-yeah, aierttt, Jon Iraundegi… Guztiek egiten dituzte inbidia eragiten didaten argazkiak. Eta bat baino gehiago ahaztu dudalakoan nago.

Viajes, Rock y Fotos

Viajes, Rock y Fotos

El 17 de mayo de 2011 (día de mi cumpleaños, por cierto) publicaron esta entrevista en Viajes, Rock y Fotos:
Dena Flows, la fotografía sonora

Texto completo de la entrevista en Viajes, Rock y Fotos

Dena Flows, capturando el instante
‘En los conciertos haría explotar un pulso electromagnético que inhabilitase los móviles’
Dena Flows, la fotografía sonora
By JR Álvaro González on 17 mayo, 2011
Cuando veo la galería de Dena Flows no sé qué me gusta más si la música o la fotografía. No distingo entre artes plásticas o sonoras, entre colores y acordes, entre gestos y riffs, entre vibración y emoción. A la hora de crear fotografía no se puede ser tibio. No son creativas las medias tintas. Cuando uno se cuelga la cámara y apoya el ojo en el visor, o se quiere al sujeto o se odia. Eso es lo que diferencia una foto anodina de una obra.
Este bilbaino muestra en su obra una admiración por los clásicos fotográficos pero también un gran bagaje musical, es lo que hacen explosivas sus fotografías. Las publicaciones musicales se nutren de las creaciones de Dena Flows, numerosísimas. Ser portada del Ruta66 un mes sí y al otro también no apacigua su pasión por el septimo arte, sino que le insufla aliento. El que necesita para continuar mostrándonos su partitura a través de la imagen, sus canciones en forma de 3×2 y su ritmo a través de los elementos dentro del encuadre.
Autor prolífico, que ni trabaja en el mundo fotográfico ni vive de utilizar la cámara, también se mide en los viajes y en el wrestling. Dos disciplinas en las que se impone una inmerecida modestia que se desmiente al ver sus brillantes imágenes de muchos rincones del mundo y las esculpidas formas que consigue al retratar el cuadrilátero.
Ladys and Gentelmen….Dena Flows.
¿Como fueron tus comienzos en la fotografía hasta llegar a ser uno de los fotógrafos más reconocidos de España en fotografía de conciertos?
Es difícil saberlo. La primera cámara que recuerdo como propia fue un regalo de primera comunión. La recuerdo perfectamente: una Agfamatic pocket sensor. De hecho la recuerdo con precisión tanto por fuera como por dentro, puesto que la utilicé más como un mecano que como una cámara de fotos. Es lo que tiene la infancia. Quizá ahí se plantó la semilla, pero no creo que germinase. Años después, en la adolescencia, a mí madre le jamó el coco un “vendedor de cursos” y me apuntó, -con mi consentimiento, eso sí- a un curso de fotografía… que no conseguí acabar. No llegué ni a la mitad, la verdad sea dicha. Creo, no obstante, que ese sí que fue el momento en el que germinó aquella semilla. Lo dejé porque, por aquel entonces, prefería gastar mi dinero en beber y juerga adolescente que en cámaras, carretes y revelados, que no eran precisamente baratos. En todo caso, ahí tuve mi primer contacto con los conceptos técnicos y sobre composición y creo que puedo decir que se me quedaron grabados. Aún conservo el material (muy obsoleto) de aquel curso. En el año 89, con 19 años, haciendo el Camino de Santiago, tiré el último carrete de aquella época… carrete que, a día de hoy, no he revelado. Pasaron 10 años sin hacer fotos, ni siquiera en vacaciones, hasta que la casualidad me llevó de nuevo a la fotografía. Mi novia de por aquel entonces, periodista, consiguió acreditaciones de prensa para acudir al FestiMad 1999. Siendo una de ellas para hacer fotos, aproveché aquella oportunidad. Las fotos, ciertamente, fueron muy malas. Viéndolas hoy sólo salvo una, y por cariño más que por calidad, una de Skunk Anansie. La cadena de casualidades siguió puesto que algunas de aquellas fotos llegaron a ser vistas por Belén Mijangos, a la sazón, factotum del periódico musical El Tubo y algo debió ver en ellas porque me ofreció hacer fotos para su publicación. En aquel momento me entró una auténtica voracidad de conocimiento. Supongo que un deseo de recuperar el tiempo perdido. Me leí todos los libros sobre técnica fotográfica que había en las librerías de Bilbao, páginas web, foros de internet, grupos de news (en es.rec.fotografia aprendí muchísimo); compraba, todos los meses, todas las revistas fotográficas que se publicaban en España… algo exagerado. En pocos meses llegué al punto en que la técnica que enseñaban en las revistas se me quedaba corta y, en poco más, lo que llegué a saber resultaba más que suficiente para las fotos que yo sacaba/saco. Desde entonces, con la técnica ya asimilada –hasta la llegada de la fotografía digital-, me he dedicado más a ver que a aprender metódicamente, con la esperanza de que algo del ojo de los buenos se me pegue. La introducción de la fotografía digital me ha obligado a “traducir” algunos de mis conocimientos. He abandonado por un tiempo la “tranquilidad técnica” en la que me encontraba y me he visto obligado a reaprender algunas cosas… todas ellas menores, la verdad sea dicha. El proceso, francamente, no ha cambiado tanto.
¿Fue antes la música o la fotografía?
Yo creo que la música. La música la recuerdo presente en mi vida, y sin ausencias, desde que tengo uso de razón. La fotografía, como ya he dicho, vino y se fue para volver años después.
¿A quién le hiciste la primera sesión de fotos en un concierto?
La primera cámara “seria” que tuve fue una Minolta x700 prestada. Con ella hice las fotos del primer grupo al que fotografié, pero no me acuerdo de cuál fue. Supongo que con mirar el horario del FestiMad de 1999 podría saberlo, pero me da mucha pereza 🙂
¿Con qué equipo cuentas ahora y a quién has hecho la última foto?
Ahora mismo mi cámara habitual es una Canon EOS5DII. ¿por qué? Porque no me llega para una 1DsMkIII, que sería mi sueño actual (o la IV, que saldrá dentro de poco, supongo). La verdad es que he trabajado con un montón de cámaras y casi nunca las he escogido con criterios racionales. Dentro de lo suficientemente bueno, siempre he elegido emocionalmente. Eso sí, una vez comprada la primera (Canon EOS5) seguí en el mundo Canon (EOS3 ->EOS5D->EOS5DII). Bueno, creo que sí hay un criterio: son las más caras, dentro de la marca, que me podía permitir en cada momento. Esas son las cámaras con las que voy a los conciertos. Cámaras suficientemente robustas y de altas prestaciones. Los objetivos que más uso hoy día son un 24/1,4; 50/1,2 y 100/2. Lentes fijas de alta luminosidad. A los festivales (escenarios grandes) llevo un 70-200/2,8. Para otros usos he ido haciendo un equipo, basado en “criterios románticos”, que se compone de dos Fujis 690 (formato medio 6×9), una canon T90, una Canon F1n, y otras que merecen menos mención. Lo que sí doy por cierto, de todas formas, es que he abandonado por completo los carretes desde que tengo una réflex digital. Por completo. En el momento de escribir ésto, lo último que he hecho ha sido una sesión de estudio para el grupo Kalte (para el artwork de un CD) y a Azzhuaia junto a Shisha Pangma. Todo ello el mismo día. Pero para cuando ésto salga publicado, ya habré asistido a Bellrays, Charlatans y Jesse Malin por lo menos.
También en tu galería cuentas con sensacionales fotografías de viajes y de deportes como el Wrestling, aunque tu trabajo se ha reconocido sobretodo dentro del campo de la fotografía de conciertos o musical. ¿En qué faceta te encuentras más cómodo?
En los conciertos, sin duda. Aunque intento aprender cosas nuevas, ya tengo las bases bien cubiertas y me siento muy cómodo haciendo este tipo de fotos. En los viajes tampoco tengo problemas, pero porque asumo que soy un fotero vacacional. Soy consciente de que este tipo de fotos, para hacerlas con un nivel de excelencia, hay que hacerlas documentándose, pasando tiempo en el destino, madrugando y cargando con mucho equipo. Como normalmente no hago ninguna de esas cuatro cosas, tampoco me auto-exijo tanto. En el wrestling nunca llegué a estar 100% cómodo. Es un deporte que no domino y ello me provoca muchas inseguridades. Nunca sé con seguridad si lo que estoy captando es lo realmente importante de la pelea. Debo ceñirme al aspecto estético y no tanto al informativo. Por suerte, el wrestling es más estética que otra cosa, lo que ayuda mucho. Dicho todo ésto, debo añadir que me lo paso bomba también haciendo fotos de wrestling y que los promotores que me encargaron el trabajo quedaron muy satisfechos.
¿Crees que en fotografía es mejor centrarse en una categoría: viajes, deportes, etc. o es mejor tener un estilo y aplicarlo a todas las facetas posibles?
Ni idea, la verdad. Supongo que especializarse es una buena forma de lograr la excelencia, pero la vida da para mucho más que para una faceta fotográfica. Lo de tener un estilo, supongo que es inevitable. Para bien o para mal. Quiero decir que, cuando lo tienes, ahí está, presente en todo lo que haces. Si no lo tienes, probablemente no haya manera de conseguirlo.
¿Qué fotografos, pintores, cineastas….han influido en ti a la hora de coger la cámara y mirar a través del visor?
La verdad es que ninguno de mis fotógrafos favoritos se dedicó ni a los conciertos ni al paisaje urbano, así que no creo que ninguno de ellos me haya influido. Me gustan mucho los clásicos de la fotografía de glamour: Richard Avedon, Helmut Newton y, el que más, Herb Ritts. También “clásicos actuales” de ese estilo como Rankin. Y mi fotógrafo preferido es Jan Saudek. Como ves, ninguno de los nombrados tiene que ver, en absoluto, con lo que hago. Y el que menos de todos, precisamente mi preferido, Saudek. Así pues, creo que no existe ninguna influencia consciente de otros fotógrafos en mi estilo que, por otra parte, es de un clasicismo supino, así que tampoco es que requiera muchas influencias.
¿Cómo afectan los adelantos tecnológicos y de comunicación con Facebook o Twitter a tus fotografías y su difusión?
A mis fotografías absolutamente en nada. En cuanto a difusión muchísimo. No tanto facebook, que no tengo, ni Twitter, donde no tengo más que tres docenas de amigos, como la web y el, ahora un poco abandonado, blog. La web es la ventana de mis fotos al mundo y, además, la forma en que mi vanidad de fotógrafo se ve apaciguada. Si no tuviese la web para mostrar mis fotos a montones de personas, seguramente regalaría mis fotos en contextos en los que ahora cobro. Las regalaría por la ilusión que me haría ver mis fotos en publicaciones, en discos, en promos. Con la web, no tengo esa necesidad de mostrar mi trabajo y puedo permitir decir “no”, con tranquilidad, a quien me pide gratis mi trabajo. Por otra parte, flickr sobre todo, me vale para ver las fotos de otros muchos fotógrafos de conciertos, lo que es doblemente positivo: me sirve para aprender y para no dormirme en los laureles, que por detrás vienen arreando.
¿Cuáles son los trabajos de los que más satisfechos te encuentras, bien sea por la dificultad que entrañaron, por los resultados obtenidos, por algún rasgo sentimental a la hora de realizarlo, etc.?
Durante casi 11 años he fotografiado más de 2000 conciertos; más de 1200 grupos; el total de fotos de mi web pasa de las 10.000. Me es completamente imposible responderte a esa pregunta. Pero bueno, por no dejarte en blanco, voy a intentar responder de alguna manera. Hablaré de tres conciertos y, así de paso, te cuento un par de anécdotas. El primero de ellos fue la primera vez que vi a Corey Harris. Éste es especial en lo emotivo. En aquel entonces yo estaba pasando una mala racha personal y el concierto fue muy emocionante. Lo fue per se, todo el mundo lo sintió, pero yo, dadas las circunstancias, lo viví con especial intensidad. El segundo fue especial, digamos, por lo dificultoso y peligroso. Fue la primera vez que tocaron los Stooges en el Azkena Rock Festival, en el año 2003. Aquel, en su momento, se suponía que sería una ocasión única, algo muy especial. Yo, incluso, cambié las fechas de mis vacaciones para poder asistir. El día del concierto tomé una de esas decisiones de las que te arrepientes por completo. Decidí colocarme en la primera fila del público en vez de en el foso con el resto de acreditados. Creí que así podría hacer fotos durante todo el concierto en vez de sólo tres canciones. El caso es que, cuando empezó, aquello se convirtió en un infierno del que temí no salir vivo. La presión contra la valla era tremenda y yo tenía que cuidar de mi cámara, además de mi propia integridad. A pesar de todo, hice fotos y un par ya salvo de aquel pandamonium: 19 AzkenaRF03 Iggy Pop & The Stooges13 AzkenaRF03 Iggy Pop & The Stooges
El tercero es el más reciente, también en el Azkena, pero en la última edición, este mismo año. La cuestión es que hice, absolutamente sin querer, una de las fotos más espectaculares que he hecho jamás.
La foto es un recorte, bastante extremo además, de otra foto. No exactamente de ésta que, como ves, también tiene el reflejo en las gafas, pero de otra casi idéntica. Bueno, con ella nos damos cuenta de que, en ocasiones, la suerte juega un papel importante en los resultados.
Antes de terminar, algún grupo que sueñes con fotografiar y algún lugar al que quieras viajar con la càmara.
Hay varias “cuentas pendientes” en mi carrera. Casi todas ellas tienen más que ver con el hecho de que me gustaría ver a esos músicos, independientemente de poder fotografiarlos. La mayor que se me ocurre ahora es JJ Cale. Otra gran cuenta pendiente es Tom Waits, cuya acreditación me retiraron en el último momento, después de tenerla concedida, porque el tour manager puso un límite de fotógrafos. Tampoco he hecho fotos a los más grandes: los Rollings Stones; si bien, a estos me habría gustado fotografiarlos en los primeros 70; ahora, me gustaría pero ya no es tan imprescindible. En cuanto a lugares, como gran admirador que soy de los rascacielos, Dubai es la ciudad que más me llama la atención. Pero hasta que no la acaben, no pienso ir. Y parece que van para largo.
Danos algún consejo a los fotógrafos que empezamos…
Sed los peores enemigos de vuestras propias fotos.

Canal Extremadura Radio

La segunda fue en la radio. En el Canal Extremadura Radio; concretamente, en el programa "Papelera de reciclaje". Han quitado el podcast original, así que lo cuelgo aquí mismo:

La entrevista empieza en 00:24:30

Focal Rock

focalrock

La primera, en formato escrito, apareció en el webzine fotográfico-musical FocalRock. Desgraciadamente, ha desaparecido, pero he podido recuperar el texto gracias a The Web Archive. Aquí lo tenéis

Texto completo de la entrevista en Focal Rock

Estrenamos una sección que teníamos muchas ganas de lanzarla. Nos estrenamos con un compañero de foso de muchos de nuestros usuarios y que nos ha enseñado mucho: Dena Flows. Un fotógrafo que ha llegado hace poco a pertenecer al equipo de los fotógrafos del famoso y prestigioso festival ViñaRock. Aquí tenéis la entrevista, un tanto ligth para que le conozcáis.

1-Cuánto tiempo llevas dedicado a la fotografía de directos?¿Antes de empezar a sacar fotos de conciertos eras aficionado a la fotografía?
8 años va a hacer en la próxima edición del FestiMad. En su edición de 1999 empecé.
Sí, pero prefería la juerga y no me llegaba para las dos cosas. Es lo que tiene la juventud.
2- ¿Has aprendido en alguna escuela o eres autodidacta?
Autodidacta.
De adolescente estudié las bases de forma “reglada” en un curso al que me apuntó mi madre, supongo que para sacarme de la mala vida de adolescente juerguista, pero no llegué ni a acabarlo.
Después, cuando empecé más seriamente con los conciertos, me empapé de todo lo que se puso delante de mis narices: revistas, libros, foros, webs,… pero todo por mi cuenta.

3-¿Tu primera cámara?¿Tu equipo actual?
Si te refieres a la primera-primera-primera, allá por la niñez, una Agfamatic Pocket Sensor. La usé más para destriparla que para hacer fotos.
A ese FestiMad del que te hablo llevé una Minolta x-300s. Prestada.
Mi cámara actual es una Canon EOS 5D.

4-¿Tienes algún-a fotógraf@ como referente?
No, como referente no, la verdad. Admiro a unos cuantos, pero referente no.
Alguna vez he intentado versionear fotos de Xabi Mercadé y de Belén Mijangos, pero no lo he conseguido.
Mis preferidos actuales son el chicagüense Lyle A. Waissman y el holandés Paul Bergen.

5- Has publicado en tu web un tutorial muy detallado sobre fotografía de conciertos, faltaba información al respecto?¿Necesitabas explicar tus conocimientos?
Como te he contado antes, cuando me puse serio con lo de las fotos de conciertos, busqué información por todas partes. Uno de los sitios donde más aprendí por aquel entonces era el newsgroup “es.rec.fotografia”. Allí formamos un grupo muy colaborativo y cada cual aportaba lo que podía/sabía a los demás. Había gente con conocimientos muy profundos de la técnica (alguno colaborador habitual de publicaciones y con libro de técnica en el mercado) y auténticos artistas con la cámara. A mí, lo que se me daba bien eran los conciertos y era el único tema en el que no trabajaba nadie más, con lo que yo era, sí o sí, el que más sabía. El tutorial lo redacté para compartirlo allí y, por supuesto, estando en Inet, para todo el que le viniese bien, claro.

6-¿Te acuerdas del primer concierto que cubriste?¿Nervios?¿Sigues teniendo nervios antes de que empiece un concierto?
Pues el ya mencionado FestiMad del 99. La verdad es que aquello era una especie de regalo y, ciertamente, tampoco tenía mucha idea. No sabía ni que había carretes de distintas sensibilidades. Yo me fijaba en lo que veía a los foteros que parecían más profesionales (al FestiMad, desde siempre, ha ido de todo) y para la segunda jornada fuí a todo correr a comprar carretes de 800iso. Ya ves. Nervios no suelo tener. Únicamente cuando las fotos son encargos y hay que sacar algo publicable a la fuerza.

7- ¿Vives de la fotografía? ¿Cuándo diste el paso de amateur a profesional?
No vivo de la fotografía. Nunca dí ese paso.
8 -¿Qué te ha aportado la fotografía?
Pues como ha resultado que este campo concreto de la foto de conciertos se me da suficientemente bien como para obtener reconocimiento y que me encarguen cosas, pues eso: el ego subido. Aunque soy muy tímido y tal y paso un mal rato cuando me adulan, y no sé qué responder, está claro que gustarme me gusta.
Supongo, por otra parte, que es una especie de suerte dar en la vida con algo que se te da bien y poderle meter horas, aunque sea como hobby. Si sacase con ello para vivir sería ya el no-va-más, claro.

9- Has trabajado en varios festivales(EWE, Purple Weekend, Wintercase, Azkena Rock, Bilbao Live…) y en muchos conciertos. ¿Hay buen rollo entre los fotógrafos?¿Has hecho amistades?
Bueno, EWE no es un festival. Es una promotora de eventos de Wrestling. Otro enmbolado en el que me metí y del que salí bastante contento.
Bueno, en todo caso, sí, en general sí hay buen rollo entre fotógrafos. Lógicamente, hay grupos de foteros locales en cada ciudad que se llevan mejor (y, supongo, también peor) entre ellos pues coinciden más a menudo, pero, en general, yo encuentro buen rollo sí.
Amistad es una palabra muy gorda para describir lo que sale del mundillo, pero buen rollo sí, con varios.

10-¿En que medios se ha publicado tu trabajo?
Entre los publicados con y sin mi consentimiento ya he perdido la cuenta, sobre todo si contamos sitios web. En papel empecé en El Tubo, seguí, por mi cuenta (y con la de mi amigo Edu Múgica) en In Focus, ahora la relación más cercana la tengo con el Ruta66, pero también han salido fotos mías en el Popu, en MondoSonoro, en Heavy Rock, El Correo…

11-Firmas todas las fotos que cuelgas, nunca se sabe donde pueden acabar…qué opinas del copyleft/copyrigth en la fotografía?
No estoy yo demasiado metido en ese ajo, la verdad, pero creo que mi filosofía personal al respecto va por el mismo camino. Por lo que a mí respecta, las fotos de mi web las puede usar cualquiera que no gane dinero con ellas (incluyo en ello hacerse promoción), siempre y cuando me cite como autor y ponga el link de mi web como fuente de la foto.
Creo que, dicho ésto, parece que estoy bastante de acuerdo con el tema del copyleft, creative commons o cualquier otra filosofía de este tipo.

12- -¿Esta valorado el trabajo que se hace detrás de la cámara? ¿como crees que se podría valorar más?
En lo “artístico”, por decirlo de alguna manera, que yo soy muy reacio a ese concepto, creo que sí. Y, al revés de lo que piensan muchos, que dicen que con lo digital ahora cualquiera hace fotos y no sé valora, yo creo que es al revés. Como hay tantísima gente haciendo fotos, se ve tal cantidad de fotos malas y resulta tan aburrido ver lo que la mayoría de la gente pone en sus fotologs, webs, webzines, etc., que las fotos realmente buenas destacan. Al menos a mis ojos y yo creo que al del común de los mortales, también.
En lo económico todo lo contrario. La mayoría de la gente se cree que ésto es barra libre. “oye, ya me pasarás unas fotos” te dicen una y otra vez, así como quien no quiere la cosa. Montones de grupos, no ya gente del público, sino miembros de grupos se han interesado por mis fotos y cuando les he dicho que tienen precio (sin entrar en cantidades) han desaparecido del mapa.
¿cómo mejorarlo?… pues yo creo que está en nuestras manos, en la de los fotógrafos: no dándolas gratis nosotros. Siendo nosotros los primeros que valoremos lo que hacemos. Si todos los que hacemos fotos de calidad profesional les ponemos a las fotos precio profesional, al final eso es lo que se valorará y el que las quiera/necesite, tendrá que apechugar o conformarse con una foto hecha con la cámara del celular para la portada de su revista, disco, la pared de su habitación… o lo que sea, vamos.
Sé que este tema es más complicado, y que hay muchos matices que añadir a lo que digo, pero el trazo gordo debe ser ese: primero valorar nosotros lo que hacemos.

13- ¿Realmente es esencial una imagen acompañando al disco o crees que un grupo sin imagen puede llegar lejos?
Hasta ahora, la imagen ha sido extremadamente importante en el mundo de la música y no creo que eso vaya a cambiar próximamente.

14 ¿Has tenido algún parón profesional?
Como no he tenido arreón, tampoco parón.

15- Crees que se ha perdido algo de romanticismo con lo digital?
Lo habrá perdido para lo que sienten nostalgia. Yo no la siento.
El acto de fotografiar no ha cambiado con las cámaras digitales. Aún hay que acertar el momento, encuadrar bien, medir la luz, … el “acto fotográfico” sigue siendo como era. En realidad, la tal revolución no creo yo que haya sido tanta. No veo yo que los que en químico eran buenos hayan perdido sus habilidades, ni viceversa. Por otra parte, las nuevas generaciones de fotógrafos han “nacido” directamente al mundo digital. Para ellos la nostalgia (que es lo que se confunde con romanticismo) no tiene sentido.

16 – Consejos para alguien que quiera hacerse profesional.
No sé. Supongo que el camino es dedicar a la labor profesional estricta (agenda, contactos, mimo de clientes, política de precios, buscar hueco en el mercado, etc., etc.,…) una buena parte del esfuerzo que metes a la fotografía.
Es justo lo que yo no he hecho. El 100% de mis esfuerzos se ha dirigido a sacar fotos. No he metido ni un minuto en hacerme un “lugar en el mercado”.

17- Algún truco confesable para mejorar una foto de directo….
Mi técnica es extremadamente tradicional, no tengo trucos que no aparezcan en los manuales. Hacer miles de fotos y, sobre todo, ser muy crítico con ellas, aplicando el criterio que obtengas de ver otras miles hechas por otros, creo que es el camino más eficaz.

La técnica necesaria, es la de los manuales. La normal, vamos: encuadre, enfoque, apertura, velocidad,… click.
Gracias por el interés mostrado.

Y visitad mi web y compradme muchas fotos, je… www.denaflows.com

Compartir