Los Enemigos. El hambre de las hienas

Los Enemigos. El hambre de las hienas
Pues si, definitivamente las hienas se quedan con hambre, sin carroña donde hincar el diente. Al menos Los Enemigos no se la van a dar. Tras casi dieciséis años de trabajada carretera el cuarteto se muestra más sólido y estable que nunca, más fuerte. Definitivamente asentado en una holgada posición que les permite hacer lo ...