John Fogerty y Rosendo en Músicos en la naturaleza 2014 (Hoyos de Espino, Ávila, 5/VII/2014)

El festival Músicos en la Naturaleza es bastante infernal ¡eh!

Es infernal llegar hasta allí en coche propio y, más aún, en transporte público. ¡Autostop tuve que hacer para llegar!

Una vez allí es infernal la organización, que pone servicios (comida, bebida, w.c.) como para 2000 personas en un festival al que acuden 12000, así que se montan unas colas del carajo para todo. Me contaron que hubo, incluso, una cola que no llevaba a ningún lado. Un espanto, vamos.

En el viaje de vuelta a Ávila, uno de los muchos temas de conversación (hubo muchos, porque salir del parking también fue infernal) fue: ¿Qué tendrían que traer otro año para decidir volver? Yo creo que por menos de un Tom de la vida (ya sea Waits, ya sea Petty), no me paso otra vez por allí.

Una vez allí, conseguir la acreditación tampoco fue tarea fácil. P’arriba y p’abajo entre la sala de prensa, la taquilla y la entrada al recinto para encontrar al responsable del asunto que, menos mal que era bien majo por lo menos.

Así que llegué justo-justo, con la lengua fuera, para inmortalizar a Rosendo, que ¡pardiez! ¡qué conciertazo se pegó!. Sorpresa mayúscula, pues hacía más de un quinquenio que no lo veía y mis recuerdos de anteriores ocasiones no eran entusiasmantes. Pues en el Músicos en la Naturaleza, ciertamente, Rosendo se salió de madre. Muy bien.

Rosendo-cantante-y-guitarrista-Músicos-en-la-naturaleza-2014

Y, si casi todo al rededor del Músicos en la Naturaleza resulta infernal para un festival (concierto de estrella+teloneros, más bien), llegó John Fogerty y se acabaron las penas. Del infierno al cielo en 24 canciones.

El amigo John está que se sale ¡cojón!. De voz rondará el 80% de sus mejores tiempos, lo que quiere decir que sigue siendo una de las mejores voces que se pueden escuchar en esto del rock en 2014, y a la guitarra está perfecto. 100%. Lleva él todo el peso guitarrero del concierto y sin mostrar flaqueza alguna que hiciese que cualquiera de las otras dos guitarras tuviese que rellenar carencias.

Tan brutal que puedo pasar por alto tranquilamente unos segundos de tapping, unos minutos de solo de batería y otros tantos de solo de acordeón (!!!).

Por cierto, sacó más guitarras que un vendedor ante un cliente indeciso.

John-Fogerty-cantante-y-guitarrista-Músicos-en-la-naturaleza-2014

Y, como llegar hasta el Músicos en la Naturaleza no es tarea fácil, ¡qué menos que aprovechar y quedarse por allí un día más a conocer y fotografiar Ávila, ciudad que tenía en mi lista de obligatorios.

Dicho y hecho, aquí están las fotos de la espectacular Muralla de Ávila y alguna cosilla más que merece la pena por allí:

La verdad es que tuve mucha suerte con la luz del atardecer, sobre todo considerando el tiempo de nubes cerradas y sirimiri que hizo durante todo el día.

Muralla-de-Ávila-Avenida-de-Madrid-2014

Compartir