Motörhead + Bon Scott Band (Sala Jam, Bergara, 3/XI/2002)

In Focus nº 5
Esta crónica del concierto de Motörhead del día 3/XI/2002 en la Sala Jam de Bergara se publicó en el fanzine In Focus nº5, en el año 2003.

El autor de la crónica fue Iker Barandiaran “Nikoteen” y la foto -de Iker Zubia– aparece aquí tal y como se publicó en papel, esto es, en blanco y negro.

En el mismo reportaje incluímos también una entrevista con Mickey Dee, baterista del grupo.

Pinchando aquí podéis acceder al archivo PDF del fanzine tal y como se publicó en su día.

Los que piensan que Motörhead es una típica banda heavy están muy equivocados, y eso lo dejaron muy claro en su rotunda actuación en Bergara. Esta veterana banda que tiene sus raices en el rockanroll es capaz de congregar en la misma sala a punk-rockers y a heavy-metal kids. Hace tres o cuatro años, se anunció la visita de Motörhead en la misma sala, pero desafortunadamente una lesión del guitarrista aplazó la actuación hasta… el 2002. Anteriormente, la bestia parda había visitado Euskal Herria varias veces y había ofrecido sendos conciertos en Donostia, Eibar y Gares.

Motörhead es todo un clásico del rock y verlos en una sala es todo un lujo. Por todo eso, las entradas volaron y el día del concierto tuvieron que colgar el cartel de “sold out”. Por consiguiente, mucha gente se quedó con las ganas, en la calle.

Lemmy Kilmister de Motorhead por Iker Zubia en In focus 5

Lemmy Kilmister de Motorhead por Iker Zubia

Unos bafles imponentes nos advertían de que una vez más el sonido de Motörhead sería atronador. Al fondo, el característico logotipo gigante de la banda. La noche la abrió Bon Scott Band, un combo estatal que, evidentemente, ejecuta versiones de AC/DC, aunque no exactamente de la primera época de los australianos. Una banda de estética un poco atípica que realmente consiguió sonar como los originales. El público estuvo a gusto con ellos, pero sólo les dejaron tocar media hora.

Hacia las 22:15 horas por fin, empezó a sonar “We are Motörhead” y aparecieron Lemmy Kilmister (bajo y voz), Mickey Dee (batería) y Philip Campbell (guitarra) sobre el escenario. Una Sala Jam abarrotada los acogió con júbilo y empezó a corear las canciones. Los miembros de la banda están entradillos en años –el mismo Lemmy está ya cerca de los 60-, pero demostraron estar en plena forma. Fueron intercalando clásicos de su trayectoria con temas de su interesante último disco, “Hammered”. Al cuarto de hora de comenzar la actuación, Lemmy nos sorprendió preguntando al público si había algún punky en la sala. Fueron muy pocos los que respondieron afirmativamente, por si acaso; y de repente, nos ofrecieron “God Save the queen” de los Sex Pistols!! Teníamos conocimiento de las críticas hechas por Lemmy a la monarquía inglesa, pero no nos lo esperábamos!

A lo largo de la actuación fueron desgranando más perlas –“Sacrifice”, “Killed by dead”, “Orgasmatron” y otras…–. Según iban tocando Orgasmatron, se apagaron todas las luces del escenario y salieron sendas luces verdes de los ojos del logotipo de Motörhead. La rock´n´rollera “Going to Brasil” marcó el punto y aparte. A continuación, ejecutaron un final de concierto que reviviría hasta a los muertos: “Bomber”, “Ace of spades” y “Overkill”, clásicos entre los clásicos. Asimismo, a mitad del concierto, Lemmy recordó a los fallecidos Joey y Dee Dee Ramone y tocaron la pieza “R.A.M.O.N.E.S”.

Fue hora y media de actuación impresionante, y por supuesto todo un lujo ver a esta poderosa banda en una sala! Además, nos demostraron estar en plena forma.

Compartir