Rihanna, Bilbao Exhibition Centre -BEC-, Barakaldo. 26/V/2013 ¿Quién me mandará meterme en estos fregados? 1

Veamos; razones para ir a fotografiar a Rihanna:

1.- Te pagan por ello
2.- Enseña cacha de altura (en todos los sentidos) y eso mola
3.- Es “alguien”, una celebrity, y queda bien tener sus fotos en el portfolio.

Yo fuí, principalmente, por la razón número dos; las cosas como son.

Veamos ahora razones para no ir a fotografiar a Rihanna:

1.- Su música es insoportable, salvando algún hit, que ni tan mal. En todo caso, en el BEC fue espantosa, dada la mezcla de malas canciones, mala producción y mal sonido.
2.- Forma parte de un “star system” que, sinceramente, apesta
3.- Esto:

Pinchar para ir a la galería de Rihanna

Rihanna desde el quinto pino, con 400mm de focal

Eso que véis es una foto tomada con una focal de 400mm, una distancia focal que raramente está en el “fondo de armario” de lentes de un fotógrafo de conciertos. Primero, porque acostumbran a ser muy caras; segundo, porque su utilidad es ciertamente limitada. Podríamos decir, y equivocarnos poco, que si necesitas 400mm. en un concierto, será raro que de él saques alguna imagen de la que te sientas orgulloso. Es una lente más propia de fotógrafos deportivos y de naturaleza. A los conciertos, lo que mejor le va es la distancia corta-media.

El caso es que, ya veis, ni con 400mm se llegaba a tener un encuadre digno desde el lugar en el que nos pusieron a los fotógrafos aquel infausto día, con lo que, mi gozo en un pozo: la razón número dos ¡al carajo!. Mejor me habría quedado en casa. Seguro que muchos fans de las primeras filas sacaron mejores fotos con sus móviles que yo con mi “equipazo”.

En fin, a base de reencuadrar, se pudieron salvar tres fotillas de esas de “yo estuve allí”. Aquí tenéis la de arriba con su correspondiente recorte, y pinchando en ella podéis ver la galería con otras dos más.

Pinchad para ir a la galería de Rihanna

Rihanna recortada de la foto de arriba ¡vivan los megapíxeles!

Compartir